Mesa redonda de Ibermática en torno a Industria 4.0: Las empresas buscan fórmulas para ganar competitividad

Ibermática Digital, Industria 4.0

Desayuno Industria 4.0

La creación de entornos colaborativos y la urgencia por no quedar al margen de los cambios marcan el ritmo de adaptación de las industrias a los nuevos retos tecnológicos

Colaboración, competitividad, formación y estrategia. Son algunas de las palabras que más repiten los representantes de empresas industriales, grupos tecnológicos y miembros de la Administración al abordar los nuevos retos de la Industria 4.0. Lo hacen impulsados por una sensación de urgencia, al constatar que la cuarta revolución industrial ya es una realidad y que las empresas que no sean capaces de adaptarse pondrán en juego su supervivencia.

Desayuno Industria 4.0

Esta revolución a golpe de transformación digital protagonizó el encuentro Industria 4.0, organizado por EXPANSIÓN e Ibermática, y en el que participaron empresas como Microdeco, Grupo Siro, Dacsa y Quesos Entrepinares, además de representantes de la EOI, de la Cámara de Comercio de España y del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

“Estamos en un proceso en el que debemos decidir cómo implantar la tecnología sin provocar un choque cultural. No consiste únicamente en robotizar y digitalizar, sino en crear industrias inteligentes”, indicó Carlos Herrero Torres, CIO de Grupo Siro.

Sobre esta importancia de la digitalización, Raúl Mínguez, del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de España cree que “percibimos una gran preocupación por la digitalización en las empresas debido al cambio en la oferta y la demanda del mercado. Por ello es necesaria una labor de sensibilización en la sociedad con respecto a la tecnología”.

 

Inmediatez de la Industria

Los nuevos modelos de producción ligados a la tecnología y a la información exigen rapidez a la hora de actuar, tomar decisiones y apostar por el cambio. Se está pasando de trabajar bajo demanda a desarrollar modelos para anticiparse a las necesidades futuras de los clientes.

La clave del éxito pasará entre otras cosas por adelantarse a los demás. “Tener una clarificación de las ideas troncales de tu empresa, ser consciente de lo que se tiene y actuar con urgencia” son algunos de los aspectos determinantes para Javier Etxeberria, director de Ibermática Industria. Su empresa actúa de socio tecnológico para muchas industrias inmersas en la transformación digital.

En términos similares se pronunciaba Rafael Guerrero Paunero, CIO de Quesos Entrepinares: “La tecnología puede transformar la sociedad en cualquier momento, y los hábitos de las personas cambian como consecuencia de ello”. Desde su punto de vista, la transformación digital no es un fin en sí misma, sino un medio para la mejora de la competividad. Algunas empresas encuentran dificultades al encontrarse alejadas de los grandes hubs empresariales.

“Tenemos que ir abordando proyectos piloto con sentido, incidiendo en aquellos que pueden tener resultados rápidos”, precisó Ignacio Juanes, director de Dacsa.

 

Formación

Este cambio en las industrias no sólo necesita sensibilización social, rapidez y tecnología; es muy importante el papel de los recursos humanos, la formación de las personas y la colaboración en la cadena de producción para esta transformación. “Las empresas debemos estar a la altura del talento que hay en España”, declaraba Ramón Gurriarán, director de programas formativos de EOI.

Los ponentes incidieron en el talento existente en España y en la necesidad de potenciar programas de movilidad que permitan ampliar a otras regiones la concentración de recursos en Madrid y Barcelona. Además, resulta necesario, de cara al mercado laboral, el desarrollo de un “talento multidisciplinar”, tal y como lo denominó Juan Ignacio Sanz, director general y consejero delegado de Ibermática. Este talento, señaló, no sólo debe especializarse en un área, sino ser capaz de abarcar varias. “Hay dos maneras de afrontar la Industria 4.0: como una oportunidad o como una amenaza. Adelantarse y ser competitivo es importante, pero además es necesario un proyecto país para generar el entorno 4.0”.

Al Gobierno le corresponde la tarea de hacer llegar a todas las empresas el conocimiento relacionado con esta nueva revolución industrial. Fernando Valdés, subdirector general de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, aludió al reto de adaptar la legislación al nuevo cambio digital. “La adaptación determinará el éxito, y de esto derivará lo demás. Desde el Estado tenemos la obligación de que todas las empresas aborden esta transformación”. Estas ambiciones deben tener además la aspiración de abarcar el mercado internacional.

 

Internacionalización

Las industrias españolas se encuentran ante el reto de diferenciarse para lograr un buen posicionamiento a nivel internacional. “Hay que marcarse metas concretas de avance, de transformación y de resultados, y entre ellas está la de reforzar la internacionalización, el posicionamiento y extender las colaboraciones”, destacó José Iralagoitia Ochandiamo, CEO de Microdeco.

Al concretar las metas a las que debe dirigirse la industria, los ponentes citaron la formación dual, la búsqueda del talento, la apuesta por el mercado internacional, la sostenibilidad, la eficiencia y la colaboración. Sobre todo coincidieron en la necesidad de “pasar a la acción”, no tener miedo a equivocarse y apostar por una revolución industrial que sitúa en el centro la innovación y la experiencia del cliente.

 

Exportaciones

El 90% del tejido industrial de España está compuesto por pequeñas y medianas empresas, y el 82% de la producción total del país se exporta al mercado internacional.