Ibermática alcanza el máximo grado de madurez en la escala del modelo CMMI

Ibermática Corporativo, Procesos de negocio

Obtiene el nivel 5 en los servicios de Desarrollo y Mantenimiento de Aplicaciones en Kutxabank y ONCE, así como en su factoría de software. Sólo una docena de empresas del sector tecnológico ha logrado acreditar este nivel en España en este momento

Ibermática ha alcanzado el nivel 5 de CMMI (Capability Maturity Model Integration) en sus servicios de Desarrollo y Mantenimiento de Aplicaciones para Kutxabank y ONCE, así como en su factoría de software, que está ubicada en Mérida. Se trata del máximo nivel de madurez que una organización puede lograr, y que sólo una docena de compañías del sector tecnológico posee actualmente en España, según los últimos datos publicados por el CMMI Institute.

Las empresas que han visto refrendados los servicios que ofrecen con el nivel 5 del CMMI destacan fundamentalmente por tres aspectos. En primer lugar, por su afán por la mejora continua: Las organizaciones evaluadoras han certificado que Ibermática explora constantemente otros modos de hacer las cosas, de manera inconformista, para aumentar su competitividad. En segundo lugar, por el uso de técnicas estadísticas: Para conocer cómo desarrolla su labor y poder detectar de manera temprana hipotéticos riesgos de incumplimiento de compromisos en la prestación de los servicios.

Y en tercer lugar, por el uso de modelos predictivos: Permiten tomar decisiones en base a datos, conociendo en términos matemáticos el efecto que puede causar un cambio previsto o imprevisto en los factores que influyen en sus procesos críticos (personas, herramientas, la volatilidad de los requisitos…). En sus servicios de alto rendimiento, Ibermática realiza un análisis “what-if” en cada petición de servicio que recibe, ajustando lo que sea necesario para completar los trabajos en plazo, esfuerzo y calidad requeridos.

Beneficios para los clientes
Tal y como explican los gestores de los servicios involucrados, para la compañía “más que una certificación o un sello, este logro supone un reconocimiento de la madurez alcanzada a lo largo de los años, en base al cumplimiento de las áreas de proceso que establece CMMI para los distintos niveles. Esto beneficia a nuestros clientes en distintos aspectos, y consideramos todos importantes”.

Así, Ibermática realiza un control y seguimiento de riesgos de forma sistemática, anticipándose a problemas y mitigando los impactos. Asimismo, mide el cumplimiento en alcance, plazo y presupuesto de sus compromisos, realizando un análisis causal (identificando causas recurrentes y eventos atípicos) y estableciendo acciones correctoras o de mitigación en caso de incumplimiento. Finalmente, identifica los factores que influyen en sus procesos de desarrollo y es capaz de predecir resultados, sabiendo con una probabilidad alta lo que ocurrirá (lo que permite actuar sobre los factores y mejorar los resultados esperados).

“En resumen”, subrayan los gestores, “los clientes perciben una mayor calidad del producto, entendiéndose como tal que el producto se ciña a los requisitos establecidos y se entregue en el plazo y precio acordados”.

Paso importante para Ibermática
Los gestores aseguran que, internamente, el camino hasta alcanzar este nivel de madurez “ha sido un proceso de reflexión y de aprendizaje muy enriquecedor. Hemos analizado cómo trabajamos y cómo nos alineamos con los objetivos de nuestros clientes y de la propia Ibermática, identificando los procesos críticos sobre los que actuar para mejorar nuestros resultados, desde distintos prismas: herramientas, formación y conocimiento, ciclo de vida, tecnologías…”. De cara al exterior, “nuestros clientes aprecian el resultado y nos apoyan en estas iniciativas, ya que son medidas beneficiosas para todos”, enfatizan.

Los profesionales de Ibermática también resaltan que “algunos equipos han adoptado las nuevas prácticas en un tiempo récord. En vez de considerarlo una misión imposible, se convirtió en un desafío, que ha sido superado gracias al trabajo conjunto. Además, somos conscientes de que ninguna organización ha operado con este nivel de madurez en el País Vasco ni en Extremadura, por lo que la satisfacción es si cabe mayor y ratifica que podemos hacer lo que nos propongamos”.

Por último, subrayan que “nuestros profesionales confían más en su trabajo, les gusta trabajar así, a nivel de gestión todo es más fácil de seguir, de cuantificar y corregir, y se identifican fácilmente oportunidades de mejora que pueden impactar en términos de plazo, esfuerzo y calidad del servicio”.

Por su parte, el evaluador afirma que se ha encontrado “con una organización muy madura en la gestión de sus procesos y con un equipo humano muy comprometido y con gran conocimiento de los temas relativos a la alta madurez”. También destaca “la velocidad con la que se desplegaron las nuevas prácticas cuantitativas en algunos servicios”.

La Dirección concluye que la implicación de los profesionales durante todo el proceso (desde 2007), su compromiso y la contribución al proyecto desde los distintos equipos técnicos de gestión, de calidad, de mejora de procesos, etcétera, han sido fundamentales para su consecución. “El trabajo en equipo ha sido el factor clave para alcanzar este objetivo, y lo seguirá siendo para mejorar continuamente el rendimiento de los proyectos y servicios”, finaliza.

- TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR -

Ir a «La compra de ITS nos sitúa como un proveedor de referencia en el Estado en c...

«La compra de ITS nos sitúa como un proveedor de referencia en el Estado en ciberseguridad»

26 mayo, 2020

Ibermática compró en marzo la firma de Mendaro ITS Security -hasta entonces integrada en el Grupo Egile- para impulsar su ...

Ir a Ibermática aplica el teletrabajo a toda la plantilla para apoyar las medidas ...

Ibermática aplica el teletrabajo a toda la plantilla para apoyar las medidas de contención del COVID-19

16 marzo, 2020

Ibermática ha seguido escrupulosamente desde el principio las recomendaciones de las autoridades sanitarias, con el objetivo de contener la expansión ...